La mayoría de las empresas españolas no cumplen con el nuevo Reglamento de Protección de Datos

La dificultad para la mayoría de pequeñas empresas a la hora de adaptarse a los cambios ha provocado que muchas de estas no hayan tomado a día de hoy las medidas que exige el reglamento para una adecuada protección de los datos de los clientes.

Más de medio año después de la entrada en vigencia del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, se calcula que aún el 70% de las empresas aún no se han adaptado al mismo. Además de los consentimientos y de las condiciones de los sitios web, la nueva ley exige medidas de protección para aquellos datos de los clientes que posteriormente son almacenados.

Además, se requiere una justificación de la aplicación de todas estas medidas para evitar recibir sanciones, las cuales comenzarán a recibirse próximamente. Estas multas supondrán un punto de inflexión para las pequeñas empresas, ya que el desembolso de las grandes cantidades de dinero que alcanzarán puede llegar a suponer el cierre de la propia compañía. Se busca de este modo lograr que se conozca la importancia de este reglamento y que se instaure definitivamente en todos los comercios.

Por este motivo, resultará recomendable que aquellas empresas que no hayan aplicado las medidas del nuevo reglamento inviertan parte de su presupuesto en la mejora de la seguridad de los datos de sus clientes ya que, en caso de no hacerlo, se pondrá en peligro el futuro de muchas de estas pequeñas empresas del país.